domingo, 15 de febrero de 2009

PRIMERA CONDICIÓN.

Lo venimos repitiendo hasta la extenuación: no queremos consejerías sino un cambio profundo de políticas. Ésta es nuestra particular forma de “mojarnos” por el conjunto de los ciudadanos vascos: decir la verdad más allá de poses electorales y proponer aquello que de verdad defenderemos en el Parlamento Vasco, más allá de fotos demagógicas y populismo barato. Para empezar y como primera condición para que nuestros parlamentarios apoyen la investidura del candidato que sea: la disolución de los ayuntamientos gobernados por ANV, en base a la aplicación del artículo 64 de la Ley de Bases de Régimen Local. Clarito como el agua.

3 comentarios:

Sake dijo...

Hacia falta (en toda España) alguien que se atreviera a llamar las cosas por su nombre. Y en éso llego UPyD, no como idea fácil y buscadora de número de simpatizantes. UPyD, llegó para decir lo qu nadie decia y "en toda España". Hacia falta, es necesario su mensaje y aqui está.Para quien se atreva y quiera escuchar.

Likuid dijo...

¿Está UPyD en todo el país?

Lois dijo...

Ya ves, Gorka; Basagoiti quiere tres poltronas (eso dijo). Aparentemente desde que era niño.

Y Pachindacari quiere un estatuto nuevo, desde que se ha hecho mayor.

El Kalehendari se ha olvidado del calendario de su consulta y ahora quiere ... - nadie se entera muy bien de lo que quiere.

Pero UPyD va de extraterrestre porque quiere algo tan sencillo y tan raro como que no se pueda hacer política mediante el crimen.

¡Pais!