miércoles, 30 de diciembre de 2009

LA ESPAÑOLIDAD DEL CONCIERTO.

Antonio Basagoiti insiste en su habitual discurso no excesivamente elaborado: el Concierto Económico es muy español... y queda por tanto invalidado cualquier argumento que pueda ponerlo en cuestión. Siguiendo su lógica, la expulsión de los judíos y la inquisición española son bellos recuerdos de nuestra historia... y el fracaso escolar o la corrupción política actitudes dignas de todo elogio. Sin embargo, al menos una cosa se debe saber: hay quienes no estamos en esto para ser más o menos españoles ni para ejercer supuestamente de tales. En nuestro caso concreto, como miembros de un partido inequívocamente nacional y progresista, para defender valores universalmente aceptados, tales como la solidaridad y la igualdad ciudadanas. Por lo que parece, los privilegios únicamente son criticables cuando los disfrutan otros; cuando somos nosotros los privilegiados, se invoca la diversidad plurinacional española, como si la pluralidad cultural afortunadamente existente en España pudiera validar una diferencia de derechos y, por tanto, la desigualdad. Sin embargo, mantenemos cierta esperanza: la mayoría de partidos vascos observa el notorio absurdo que implica que un ciudadano pague distintos tributos en función del territorio histórico donde resida. Únicamente nos queda esperar a que universalicen este principio y lo apliquen al conjunto del Estado del que somos ciudadanos. Tal vez podamos entonces defender conjuntamente un Estado federal simétrico e igualitario.

13 comentarios:

Sake dijo...

Si vivimos juntos debemos compartir deberes y derechos. Todo aquello que sacralice las diferencias entre ciudadanos no es ni progresista ni justo.

JC dijo...

Sin olvidar los ayuntamientos, según si vives en un pueblo o en el de al lado, tienes más o menos impuestos, o unas normativas-leyes u otras.

Por cierto que habría que remarcar, que igualar los impuestos no significa necesariamente "subirlos", vamos, que también se pueden igualar bajandolos en el resto de España.

Un saludo y feliz año

Anónimo dijo...

Excelente artículo, y una nueva demostración de que el Partido Popular no es un verdadero partido nacional sino un partido de derechas que defiende políticas de derechas.

Ni un sólo voto para el PP. La alternativa que recoge lo mejor del liberalismo progresista y de la izquierda para combatir democráticamente al nacionalismo se encuentra en UPyD.

Gerardo dijo...

Tengo la sensación, Sr.Maneiro, que uds propugnan una España irreal. Esto no es Francia. Ni tampoco Alemania. Esto es España. Y la identidad de este país, les guste o no, esta sustanciada en tres ejes: monarquía, catolicismo y diversidad territorial.
No, no pertenezco a ningún partido carlista ni de corte similar. Me refiero a que la identidad de España bebe de estos 3 ejes que he comentado anteriormente. No me considero católico practicante, pero reconozco que parte de la historia e identidad del pueblo español es IMPOSIBLE explicarla sin la presencia del Catolicismo (para lo bueno y para lo malo). De igual forma, veo en la Monarquía una institución anacrónica, pero esta fue y ha sido parte esencial en la configuración de España como un Estado-Nación.
Y por último, el Concierto Económico se derivan de un pacto histórico, los Fueros, que significaron casi 7 siglos de vinculación, de pacto, de los territorios vascos con España.

¿Qué no es un país perfecto? Probablemente. Pero es el nuestro. Y viene de donde viene, con una historia que, nos guste o no, es la que es.

Así es nuestro país, caballeros. Y así seguirá siendo. Si quieren un Estado laico, republicano, centralista y con administración homogenizada, vayánse a Francia, que tampoco es ejemplo de nada.

gorka maneiro labayen dijo...

Pues no, señor Gerardo, no nos vamos a ir a ningún lado. Váyase usted si quiere a la república bananera que tenga más cercana. Nosotros seguiremos tratando de mejorar el país donde nos ha tocado vivir, humilde y pacientemente. Y no queremos un Estado centralizado, sino un Estado profundamente descentralizado, federal e igualitario. Entérese. Gracias por su interés.

Gerardo dijo...

Sr Maneiro

Creo que no me ha entendido.

El Concierto Económico permite que, por ejemplo, Rafa Nadal tribute en España y no lo haga en Andorra o Suiza. De igual forma, el Concierto ayuda a que algunas empresas (cada vez menos, la verdad) echen raices en territorio español y no lo hagan en China, India o BrasiL. Porque Guipuzcoa, como Álava o Vizcaya, sigue siendo España ¿no, Sr.Maneiro?.

El Concierto Económico no significa ninguna desigualdad respecto a otras Comunidades. Simplemente, es tener un Plan B que permita a determinadas empresas seguir cotizando en España antes que en otros paraísos fiscales. No pasa nada, porque las empresas siguen cotizando en ESPAÑA. ¿Cuál es el problema?

Y, aparte de todo esto, es un elemento de identidad de cada uno de los territorios vascos. El Concierto se deriva de los Fueros, que para los vascos son como los toros para el conjunto de los españoles. Un elemento de identidad que vincula el pacto de vascos hacia el resto de españoles y que queda reflejado en la Constitución de 1978 y refrendado mediante la aprobación del Estatuto de Gernika de 1979. ¿Qué quiere, suprimir unas leyes aprobadas democráticamente al amparo de un referendum?

Otra cuestión sería negociar el Cupo Vasco. Aquí si estoy de acuerdo con ud. en que debe hacerse abordando la solidaridad hacia el resto de España. Si existe algún desajuste o déficit en el pago del Cupo que suponga pagar al Estado menos que en otras comunidades, que se arregle lo antes posible. Como vasco y español, quiero contribuir pagando lo mismo, o incluso más, que el resto de comunidades españolas. El Cupo es lo que, a mi modo de ver, habría que negociar siempre en beneficio de la solidaridad hacia el resto de España.

Pero intentar suprimmir el Concierto Económico es como intentar talar el Arbol de Guernica, sinceramente. Y, por otra parte, ¿porqué uds. no abren un debate sobre el PER andaluz o la fiscalidad especial de las Canarias? ¿No rompe la homogeneidad de los tributos de España? ¿Los abusos de las ayudas al campo manchego, extremeño y andaluz no suponen una discriminación y una injusticia al resto de los españoles?

Un saludo, Sr.Maneiro

gorka maneiro labayen dijo...

Le he entendido perfectamente, señor Gerardo. La desigualdad del Concierto Económico, como los demás regímenes excepcionales que usted cita, radica en el hecho cierto de que hace disponer en los tres territorios históricos de unos instrumentos fiscales de los que carecen las restantes autonomías. Y como consecuencia de este sistema excepcional deviene el cálculo del cupo, calculado políticamente en lugar de económica, matemática o financieramente. O sea, mal y de manera contraria a la solidaridad interterritorial. Lo entiendo perfectamente. Y en función de los tributos que se decidan poner en vigor en cada uno de los tres territorios históricos, las empresas vendrán... o se marcharán, señor Gerardo. Que tengamos unos instrumentos no garantiza que se vayan a utilizar de una determinada manera. ELA viene criticando el mal uso que se les está dando, por cuanto que los ricos pagan menos en Euskadi que en otros lugares. En fin, el debate puede ser todo lo largo que la paciencia nos permita, pero los hechos son los que son... y no son demasiado difíciles de entender. E igualmente criticamos el PER y tantísimas otras cosas de las que usted parece no tener noticias... por tener demasiados prejuicios. Y respecto a si esto es España o no, la identidad española y no sé cuántas cosas más, le diré que no me interesan lo más mínimo. En conclusión, aunque acierta en algunas cosas, termino diciéndole que espero termine conociéndonos. Nada me haría más ilusión. De esta forma evitaría tener que leer sus broncas, como si uno fuese un chiquillo. Realmente nos da la razón en algunas cosas y otras creo que las considera irrealizables, pero las valora. Curioso. Será cuestión de forma de ser: unos se conforman con lo que tienen, y otros creamos un partido político para mejorar las cosas.

Gerardo dijo...

Estimado Gorka

Te voy a tutear, si me permites, porque soy de tu misma edad y además de San Sebastián.

Una cosa es querer cambiar las cosas para mejorarlas...y otra cosa es utilizarlas en beneficio de ciertos intereses partidistas.

Yo acepto a mí país como es, y eso es aceptar tanto su historia como la identidad forjada a través de ella. Para mí el Concierto forma parte de la compleja pero rica identidad Española, como un elemento integrador de una parte de con el resto de España. A mí me parece muy importante, Gorka, que el País Vasco tenga argumentos históricos que justifiquen su vinculación a España. Me parece muy importante porque es lo que el nacionalismo excluyente ha venido haciendo durante los últimos 30 años; omitir parte de la Historia para negar cualquier vínculo de unión de los Territorios Vascos con España. Fíjese si me parece importante, Gorka, que creo que una revisión exhaustiva y verídica de la Historia Vasca en España ayudaría, sin ningún tipo de dudas, a una aceptación y a un encaje natural de la identidad vasca como parte integrante e integradora de la identidad española.
Yo no me conformo con que las cosas sigan como están, Gorka. Yo quiero que la gente conozca la Historia verdadera del País Vasco y de España, y que se de cuenta de los vínculos históricos,sentimentales y afectivos que unen a los vascos-españoles con el resto de ciudadanos de España. Creo que a esto último se refería el Sr.Basagoiti cuando hablaba de "la españolidad del Concierto"; a unos vínculos que el nacionalismo vasco excluyente se ha propuesto, desde su existencia, en eliminar mediante la omisión histórica. Tú, como yo,eres vasco y habrás estudiado aquí. Ya sabes a lo que me refiero:de la prehistoria pasamos al siglo XIII estudiar los 15 minutos que duró el Reino de Navarro Unificado y de ahí, salto cuántico hasta el siglo XIX para explicar el nacimiento de Sabino Arana y terminar con los 30 años de nacionalismo.

Y, por último, no te echo la bronca ni nada por el estilo. No se si mi manera de escribir te parece agresiva. Si es asi, te pido disculpas si me he excedido en el tono o en cualquier expresión; no era mi intención, ni mucho menos.

Un saludo, felicidades por el blogg y por ser de los pocos políticos que contestan y entran en debate con la ciudadanía.

gorka maneiro labayen dijo...

Interesantes reflexiones, Gerardo, nos vamos entendiendo. No obstante, comprenderás cuál es nuestra postura evidente ante la España que padecemos. No queremos defender ningún tipo de identidad comunitaria ni los derechos históricos heredados del pasado, por razones explicadas en infinidad de ocasiones. Nosotros abogamos por un Estado federal descentralizado para España, simétrico, igualitario y solidario, integrado por autonomías con las mismas competencias y mismos intrumentos para defender el bienestar de los ciudadanos. Pensamos que una política fiscal común sería un paso hacia ese (loable, creo) objetivo. Y no sólo para nuestro país, sino también para una futura Europa política y sin fronteras interiores a la que aspiramos. Por estas razones, criticamos la existencia de excepcionalidades, sin que esto nos haga olvidar la realidad ante la que nos encontramos y lo dificultoso del trabajo que proponemos.

Un abrazo y gracias.

Anónimo dijo...

Gerardo:

Ni las identidades ni la Historia dan o quitan derechos en una sociedad democrática. Eso pasaba en la Edad Media y pasa en algunos Estados que no son democráticos. La Historia la comparte toda la Humanidad, y la única identidad evidente es la del D.N.I. y otros documentos análogos.

No pensemos en pleno siglo XXI como si viviéramos en una sociedad feudal. No hay ningún argumento racional que justifique el trapicheo fiscal ni cualquier otro tipo de asimetría y desigualdad. Las personas, los ciudadanos españoles en el caso que nos ocupa, seguimos siendo personas independientemente del lugar del territorio nacional en el que residamos. Un Estado moderno, una nación política, equivale a unos derechos y unas finanzas compartidas. Romper estos ejes significa poner palos en las ruedas de la convivencia, y una muy lógica y subsiguiente crisis de legitimidad.

Veo que tú tampoco deseas que España acabe fracturándose. Por eso te animo a que te acerques más a UPyD, un partido de gente honesta y desprejuiciada que busca lo mejor para su país y sus gentes. Somos muchos más los que deseamos tender puentes antes que levantar barreras.

gorka maneiro labayen dijo...

Excelente, señor Anónimo. Claro como el agua. Abrazos.

Gerardo dijo...

Anónimo

Estoy de acuerdo con ud que en un mismo país todos los ciudadanos deben tener los mismos derechos y oportunidades independientemente de donde vivan. Pero esto último no es incompatible, a mi modo de ver, con el hecho de que cada territorio, comunidad o región tenga características singulares, de tipo histórico(omitiré el termino "identitarias")que definan y expliquen su vinculación a la nación común llamada España.No equivoquemos los conceptos "unidad o igualdad" con "uniformidad". Para preservar lo primero sin caer en lo segundo están los mecanismos modernos de control, que en el caso vasco es el Cupo. Si los vascos tenemos unas exenciones fiscales (bueno, mejor dicho las empresas que se instalan en el País Vasco)y si ello se traduce en una fuente extra de ingresos para los vascos que no tienen los demás ciudadanos españoles...pues se sube el Cupo(concepto moderno y constitucional) y ya está. Se abona la diferencia con el pago de más impuestos por parte de los ciudadanos de la CAV y de Navarra, y asunto solucionado.

Por otra parte, vuestro partido antepone la libertad e igualdad del ciudadano frente a cuestiones identitarias pero locales. Pero, ¿hasta dònde llega, para vosotros, esa libertad? Un ejemplo: si saliese una Manifiesto por la Defensa de la Lengua Inglesa como Lengua Común de todos los Europeos...¿defenderíais el derecho de cualquier ciudadano español, COMO CIUDADANO EUROPEO, a que sus hijos aprendieran obligatoriamente el inglés y decidiese, de manera voluntaria, si enseñar o no español a sus hijos?

Sacádme de dudas. Un saludo y muchas gracias

gorka maneiro labayen dijo...

En temas de lengua, también somos claros. Éstas son para los ciudadanos, no para los ciudadanos para aquellas. Podrá ser razonable realizar cuantos esfuerzos sean necesarios para el fomento del euskera... excepto uno: el de imponerlo a quienes voluntariamente no desean aprenderlo (salvo en el caso de determinados puestos de la Administración donde el conocimiento del euskera sea necesario). Mirando a Europa, abogamos por políticas progresivamente comunes, la construcción de la Europa política y la desaparición de las fronteras interiores, y alcanzar así el concepto de ciudadanía europea. El inglés, si fuera lengua común, sería un activo extraordinario para la consecución de una Europa más unida, solidaria y solidaria. Obviamente, existen aún los estados nacionales europeos, los cuales deberán ir cediendo autonomía (competencias) al gobierno común, efectivamente. Por otro lado, el castellano no necesita defensa, pues es una lengua fortísima y hablada por millones de habitantes. En este sentido, no nos preocupa. Lo normal es que siga gozando de buena salud y su uso sea un grandísimo beneficio para quien desee aprenderla. Y no sé si tienes alguna duda más...