martes, 14 de octubre de 2008

ASPIRAMOS A TENER REPRESENTACIÓN PARLAMENTARIA.

Trataré de realizar un esfuerzo para intentar hacer ver a los todavía dudosos de los prometedores resultados que podrían esperarnos en las próximas elecciones autonómicas, si las encuestan que por nuestro alrededor pululan y los datos de los que disponemos no mienten casi fraudulentamente (2 escaños en Álava y 1 en Vizcaya, según dice la última encuesta conocida). Prefiero la prosa y el proselitismo de bar, con resultado poco contrastable, pero como todo se profesionaliza y los programas informáticos abundan, parece poco recomendable que obviemos ciertos datos numéricos para saber cómo y dónde se puede mejorar y, de paso, nos motiven para algo que resulta más que probable: aspiramos a tener representación parlamentaria.

En fin, valiéndome del trabajo de compañeros a los que les gustan más estas cosas, os digo: en las elecciones generales de 2008, obtuvimos: en Álava 2.019 votos, el 1.18%, con una participación del 69.63%. En Guipúzcoa, 2.620 votos, el 0.80%, con una participación del 57.38%. En Vizcaya, 5.997 votos, el 0.95%, con una participación del 66.59%.

Para obtener escaños al Parlamento Vasco la Ley exige alcanzar el 3%, frontera que no garantiza dicha representación. Observando resultados de Autonómicas anteriores, deberíamos sacar por lo menos el 3.5%, con ciertas diferencias según provincia.

El tema clave será qué participación habrá. Es dificil saberlo y dependerá de distintas variables, entre las cuales la más dilucidatoria será la presencia o no de los representantes batasunos, cosa harta complicada a día de hoy, pero nada descartable dentro de un par de horas.

Suponiendo una participación del 75% en las tres provincias y partiendo del 3.5% de votos mínimos supuestamente necesarios para lograr escaño, en Álava nos harían falta 6.546 votos, 14.979 en Guipúzcoa y 25.118 en Vizcaya. Esto es, ni mucho ni poco sino todo lo contrario.

En el Euskobarómetro de Mayo que mis fuentes citan, se plantea una participación del 66% en Álava, del 57% en Guipúzcoa y del 64% en Vizcaya. Pues bien, con esta participación quizás más realista para el análisis, necesitaríamos 5.761 votos en Álava, 11.383 votos en Guipúzcoa y 21.413 votos en Vizcaya. Ésta sería la especulación más realista, con todas las comillas que se quieran, pues es una participación que además se acerca bastante a las habidas en pasadas elecciones, con sus matices.

Entiendo evidente el peso de la capital alavesa en el conjunto de la provincia: 73.41% del censo de Álava. En Vitoria obtuvimos el 1.35% y en el conjunto provincial, el 1.18%.

El censo de San Sebastián es el 25.61% del censo de Guipúzcoa. En Donosti se lograron unos excelentes resultados: el 1.35% de los votos y, en el conjunto de Guipúzcoa, el 0.80%.

El censo de Bilbao es el 29.71% del censo de Vizcaya. En Bilbao sacamos el 1.23% y en el conjunto de Vizcaya, el 0.95%. Para obtener en Vizcaya la proporción de censo del 73.41% (peso de Vitoria en Álava), habría que unir Bilbao, Getxo, Leioa, Barakaldo, Basauri y otros 20 municipios más, en el conjunto de los cuales obtuvimos el 0,77% de los votos en las pasadas elecciones de marzo del 2008.

Podríamos decir unas cuantas cosas más y extender hasta la extenuación estas aproximaciones: por ejemplo, que el electorado alavés no es fiel al PSOE o al PP por naturaleza sino que es más volátil, más permeable a mensajes constitucionalistas diferentes (véase, CDS en los años 80 y UA en los 90, sin que esto sirva para ni siquiera imaginar que comparo nuestro proyecto con el de éstos). Y volviendo al aspecto demográfico: Vitoria concentra el 80% de la población alavesa, lo que hace que, efectivamente, un 4-4,5% en la ciudad te garantice el escaño.

Por todo lo cual concluyo que es más que probable que logremos lo que tenemos en mente y que habrá que repetir para que los más dudosos se lo crean. Y que por esfuerzo no va a quedar. Efectivamente, estaremos presentes en cada una de las tres provincias porque las tres son clave en el proyecto que defendemos.


10 comentarios:

Apostata dijo...

Joder Gorka, para gustarte más la prosa y el proselitismo de bar has bordado el análisis. Enhorabuena, porque este tipo de optimismo fundamentado es el que necesitaríamos en muchos otros rincones de España.

Sinembargo tengo un pero que a mi juicio resulta inevitable. Las Generales demostraron que a pesar del interes general que nuestro proyecto desperto de una forma dispersa y a lo largo de todo el estado, sólo el liderazgo de Rosa Díez consolidó las espectativas de una candidatura concreta en la circunscripción de Madrid. Luego es innegable que el perfil y la personalidad del candidato resultan fundamentales para el éxito electoral.

A estas alturas, y por lo que conozco, aún no se ha determinado quien será la cabeza visible de nuestro partido en el País Vasco, con lo que cualquier conjetura sobre los resultados queda condicionada a este importante elemento. ¿Será Fernando Maura el candidato a Lehendakari por UPyD o habrá un nuevo fichaje sorpresa como en el caso de las Europeas? Lamentablemente la naturaleza identitaria que han adquirido los comicios autonómicos no permite el uso de "paracaidistas" procedentes de otras regiones, y en mi opinión queda descartada la posibilidad de encontrar un candidato independiente y de prestigio como Sosa Wagner. Las campanas que se orientan hacia la llegada de María San Gil son sólo eso, Campanas. Y la elección de algún personaje político autóctono de cierta relevancia es una cuestión de habas contadas.

Queda pues la posibilidad de proponer como candidato a un absoluto desconocido que por buena capacidad y mejor voluntad que demuestre tendría escasas posibilidades de romper el férreo sistema electoral vasco, como lo hizo Rosa Díez en Madrid. De manera que lo sensato sería que si de verdad va a ser don Fernando Maura la persona elegida, que se proceda de inmediato a su nombramiento, y que por una parte el partido empiece a prestarle su apoyo institucional y propagandístico, y que por la otra el propio Fernando comience a actuar com lider y candidato del partido de cara a las próximas elecciones. Cuanto antes se realice este movimiento por ambas partes, con mayor liderazgo se llegará a unos comicios que en términos políticos están a la vuelta de la esquina.

Un saludo

Anónimo dijo...

Buenos dias Gorka, me alegra mucho verte tan animado y optimista a pesar del esfuerzo enorme que va a suponer las elecciones vascas para UPyD pues si en todos sitios lo tenemos dificil aqui mucho mas.
A pesar de todo tenemos que hacer todos los esfuerzos para lograr representacion en Vitoria y pedir a todos los afiliados y simpatizantes de UPyD en toda España que cuando llegue el momento presten su granito de arena a este exito en Vitoria.
Saludos/Jose Maria

ED dijo...

En relación con el comentario de apostata... 'Queda pues la posibilidad de proponer como candidato a un absoluto desconocido que por buena capacidad y mejor voluntad ...' al menos en lo que se refiere a la candidatura de Guipuzcoa creo que la persona que mejor nos puede representar es el Señor Maneiro, para los amigos Gorka... que aunque en las generales pecó de timido en un segundo papel.... su esfuerzo innegable e ilusión le hacen más que acreedor del puesto, amén de los votos que su talento y talante puede aportar...
¡animo Gorka¡ es tu hora.... debes de estar en Vitoria.... representando lo mejor de la sociedad vasca....

Lux dijo...

No entiendo muy bien el analisis. Cada provincia tiene 25 escaños por lo que se necersita (teniendo en cuenta que un porcentaje relativamente pequeño sera voto blanco o a partidos sin representacion) algo menos del 4% para sacar un escaño. El mejor resultado en las generales fue del 1,2 en Alava, asi que habria que multiplicar por mas de 3 los resultados obtenidos... las encuestas a nivel nacional dan que UPyD esta multiplicando su voto por 2,5, subiendo mas de la media en comunidades como Valencia o Andalucia y menos de la media en los feudos nacionalistas, por lo cual supongo que ahora mismo, el resultado sera aproximadamente el doble que en las generales en el Pais Vasco, osea, insuficiente.
Tambien hay que tener en cuenta que como a diferencia de otros partidos todavia no ha presentado candidato, lo cual reduce el tiron. Hay que acordarse ademas que unos meses antes de las generales UPyD no era nadie y luego consigio un 1,2 a nivel nacional... hay esperanza.
Sinceramente me parece una batalla dificil, pero que merece la pena luchar.
Bueno Gorka, ya me diras si estoy errado en cuanto al analisis.

gorka maneiro labayen dijo...

Buenas, Lux (y restantes): no creo que "nuestro" análisis difiera del tuyo. Ni creo que se pueda concluir de ninguno de los dos que la cosa vaya a ser fácil. En absoluto. Tampoco creo que el no tener candidato mediático o visible desde ya mismo vaya a ser un handicap. Lo importante es el equipo y, por otro lado, los hombres y mujeres que conforman el proyecto son bastante conocidos. Uno de ellos ganó ayer el Premio Planeta, por cierto.

Abrazo y ánimos a todos.

lux dijo...

Sobre el candidato, el no tenerlo ahora no sera un handicap para las elecciones, pero si para las encuestas de ahora, (casi) todos los partidos suben en intención de voto cuando presentan al candidato. Además, como en el caso de Sosa Wagner, este candidato empezará a tener mas repercusión mediatica, que ahora mismo creo que hace mucha falta.
Por cierto, genial, lo de Savater, la verdad no sabia que tambien era novelista, me he leido Etica para Amador y El valor de elegir y los dos me encantaron, tendre que probar una ded sus novelas, posiblemente el jardin de las dudas.

Apostata dijo...

No sabía que Fernando Savater iba a ser el candidato de UPyD para Lehendakari. Me parece una elección formidable.

Ahora hablando en serio. Hay cientos de formaciones políticas amateur llenas de desconocidos bienintencionados y laboriosos candidatos, a los que se les aprecia tanto en el bar donde se reunen como en su propia comunidad de vecinos.

La política es miserable, y se engulle este tipo de proyectos anónimos que a lo más que se asoman es al anecdotario electoral de turno. Pensar que la "inercia de marca" proporcionada por UPyD basta por si sola para promocionar a un puñado de ciudadanos cuyo rostro y actividad sólo conocen ellos mismos, resulta de una ingenuidad primorosa.

Ojalá el mundo se moviese a favor de los candidatos Cinderella, a los que les cuadra de perlas el zapato electoral, y pasan de la noche a la mañana de conductores de taxi a consejeros de Sanidad o Justicia. Ojalá existiesen de verdad condiciones de igualdad para que el derecho universal de sufragio pasivo fuese realmente eficiente.

Las cosas no son así, y sin nada que objetar a que quien se ha merecido el puesto acabe bien alto en las listas electorales del partido, no desdeño la posibilidad de encontrar más pronto que tarde un cabeza de cartel que comience a liderar de una vez la remontada que hace falta para triplicar los resultados en Euskadi de las Generales. De lo contrario, vamos a morir de ingenuidad como lo han hecho tantos y tantos partidos.

Un saludo

anzoni dijo...

Hola Gorka, sólo pasaba porque he accedido a esta entrada desde la web de UPyD, y comentarte que, aunque soy de Valladolid, me encantaría que UPyD pudiera entrar en las instituciones del País Vasco. Pero creo que la realidad es que lo va a tener muy, muy chungo, creo que haría falta desde ya una cabeza visible que tire hacia adelante del proyecto de UPyD, que la gente de Euskadi se familiarice con él/ella porque (no hay más que ver al PSOE) con el marketing se tiene medio camino recorrido.

Ánimo y un saludo

Anónimo dijo...

Desde luego lo de las elecciones vascas va a ser muy difícil, y mejor sería tener una cabeza visible con tirón para que el proyecto no se desinfle....

.... pero no nos desesperemos. Ya hay cabezas visibles que conocen/viven/sufren el nacionalismo en sus carnes: Savater, Buesa, Boadella, Díez.

Seldon

Falta un poquito de tirón mediático, que seguro se está fraguando ya en los fogones de UPyD.

anzoni dijo...

Por supuesto, no quería decir lo contrario, Seldon(anónimo), a lo que me refería era a la importancia de que quien vaya de cabeza de lista a las autonómicas vascas tenga presencia mediática, que la gente se haga con su cara, etc, claro que UPyD tiene cabezas visibles de las que sentirse muy orgulloso.

Como tú dices, seguro que ya están trabajando para ello, y ese trabajo dará sus frutos.

Al menos eso deseamos muchos.