domingo, 2 de enero de 2011

Libres... ¿de malos humos?

Hoy es día 2 de enero y los prohibicionistas han ganado esta batalla... y, lo confieso, seguramente la guerra. Desde hoy está prohibido fumar en todos los lugares públicos cerrados (para no perjudicar la salud pública), parques infantiles (para no dar mal ejemplo a nuestra juventud), puertas de hospitales (para no entorpecer la entrada a los enfermos) y lugares cercanos a centros de enseñanza (para que los malos humos no les impidan a los alumnos adquirir conocimientos científicos y buen comportamiento cívico). Enhorabuena. Se trata, como me explicó en su momento un talibán, de desnormalizar el consumo de tabaco. Quien quiera echar una calada... a la calle. Ya lo escribió algún intelectual, de esos a los que nunca hacemos caso: en la beligerancia que nuestra época ha desatado contra el tabaco subyace una consideración idolátrica de la salud. De la salud física, claro, al objeto de vivir cuantos más años, mejor, y batir todos los récords olímpicos de longevidad y aburrimiento. Nunca osé imaginarme a un servidor invitando a quien fuma a mi lado salir por la puerta más cercana junto con su humeante puro. Prefiero y preferiré su compañía y la tolerancia, en lugar de prescribir recetas, alienar a las masas y exigir buen comportamiento. Ya lo escribió el maestro Savater: el último comité de salud pública del que he oído hablar se dedicaba a guillotinar a la gente. Ahora este comité es algo más moderado... de momento, pero se llama Gobierno y seguramente una mayoría social. Una mayoría social mayoritariamente estática ante el paro y los problemas de la sociedad pero escrupulosamente vigilante en otros temas menores y mucho más particulares: prohíbo aquello que supuestamente me perjudica. Y se impide habilitar espacios donde se permita fumar, y se impide que cada dueño elija qué tipo de bar o de restaurante prefiere regentar, y se prohíben los espacios para fumadores en los aeropuertos... mientras el Estado sigue lucrándose con los impuestos y mantiene una actitud tan yanki como hipócrita. Me pregunto lo que se preguntaba Savater (y me respondo lo que él se respondía): "¿por qué los fumadores no pueden disfrutar de un espacio público donde puedan fumar sin que les molesten quejas ni persecuciones? Y dicen de los integristas... como si fuera más excusable coaccionar al prójimo por la salud de su cuerpo que por la de su alma". Es lo que Javier Marías denominó "el gubernamental desprecio por la libertad". Sin embargo, casi me congratulo de la situación en la que nos encontramos: porque todo irá a peor. Nuestra esperanza de vida sirve tanto para que nos obliguen a cotizar durante más años... como para que nos obliguen a cuidar nuestra salud. En aliviar y hacer grato el tiempo y estimular la creatividad, en esto consiste la verdadera salud... aunque también se tosa de vez en cuando.

13 comentarios:

Sake dijo...

Que te preocupa más mi salud física o mi salud psiquica porque debieras saber que mi libertad es básica para mi felicidad.

Anónimo dijo...

Quedan los clubes de fumadores, así que la ley sí deja espacio para fumar.

Otra cosa es que dejen espacio para fumar y, a la vez, tomarse algo :P.

Will dijo...

¿Y cómo me pagan los fumadores todo su humo que he tenido que tragar durante años?

Libertad, todos libres... de humos!

La Fundición dijo...

Gran post. Una vez más no caes en lo politicamente correcto y defiendes lo que dices defender: liberalismo político.
Felicidades.

BanHackeR dijo...

En las proximas navidades ya no habrá marisco, ya que se prohíbira por que contiene un muy alto nivel de colesterol,sobre todo las cabezas de las gambas (con lo ricas que estan),pero el estado tiene que vigilar nuestra salud para que podamos cotizar más años.

Anónimo dijo...

Hay quien se empeña en alargar la vida, cuando lo realmente importante es ensancharla

Anónimo dijo...

Will: ¿Y por qué razón habrían de pagarte nada los fumadores?

¿Acaso no tendrías TÚ nada que pagar a otros? ¿Tu intolerancia, quizá?

Tu respuesta da lugar a pensar que ahora pretendes COBRARTE algún tipo de... ¿Venganza?

¿Libertad, todos libres...?

¡Claro que sí: de intolerantes vengativos!

Yo no te impongo, ni que fumes, ni que tragues mis humos, ni que entres a locales donde se podía fumar, ¿por qué tú sí quieres imponer a los dueños de sus locales tu conveniencia de que no se fume en ellos?

mansan dijo...

Will: ¿Y por qué razón habrían de pagarte nada los fumadores?

¿Acaso no tendrías TÚ nada que pagar a otros? ¿Tu intolerancia, quizá?

Tu respuesta da lugar a pensar que ahora pretendes COBRARTE algún tipo de... ¿Venganza?

¿Libertad, todos libres...?

¡Claro que sí: de intolerantes vengativos!

Yo no te impongo, ni que fumes, ni que tragues mis humos, ni que entres a locales donde se podía fumar, ¿por qué tú sí quieres imponer a los dueños de sus locales tu conveniencia de que no se fume en ellos?

mansan dijo...

Resfriarse o acatarrarse afecta a la salud pública (aumenta el gasto sanitario y contagia a los demás) y perjudica a terceros por que con los estornudos y toses se expiden bacterias y virus al ambiente que respiran los demás.

Una nueva LEY "sanitaria" debería imponer el uso de bufandas y abrigos cuando se den determinadas condiciones meteorológicas, además de obligar a los ciudadanos que sufran estas enfermedades a permanecer en aislamiento mientras duren los procesos.

Otra LEY "sanitaria" debería de prohibir el uso de contraceptivos químicos que pasan a la orina y acaban en el agua acumulándose en animales y vegetales que después comen otros "contraceptores indirectos". Los tratamientos de fecundidad también cuestan unos buenos dineros a la sanidad pública y yo no tengo por qué meter en mi cuerpo esas sustancias que no necesito y me perjudican.

¿Jugamos a prohibir? Pues ¡vamos! a prohibir TODOS.

Jorge Rodriguez dijo...

Jamás había leído semejante sarta de estupideces en mi vida, aclaro que me refiero a los comentarios, porque el artículo aunque no estoy de acuerdo en su totalidad me parece defendible, es una opinión.

No pueden existir lugares habilitados cerrados para fumadores por varios motivos, el primero, esos espacios no se habilitarán conforme a lo debido.

Prueba de ello es la separación existente entre el espacio de fumadores y no fumadores en diversos locales que están obligados a ponerla, esa separación no es que sea ridícula, es que es una ofensa a la inteligencia.

Segundo los fumadores, tolerantes y respetuosos ellos, se pasarán por el forro la normativa laxa, porque a día de hoy se fuma EN LOS HOSPITALES, a escondidas y de tapadillo claro, pero por todas partes y se le echa el humo en la cara a las embarazadas. El ser humano en general es necio y egoista y el ser humano adicto puede resultar, en su adicción rampante, DESPRECIABLE.

La elección no puede dejarse en manos de los hosteleros porque todos sabemos que en una cuadrilla de 7 personas no fumadoras y 3 fumadoras, se entre por sus santas gónadas al local con humo y no hay discusión. Los hosteleros son ante todo interesados en el buen discurrir de su negocio, lógicamente, y prefieren elegir la opción que no les hace perder clientes a la que les puede hacer perder al 30% de su clientela.

Eso es una dictadura del humo y por desgracia, con nosotros, los borregos no queda otra que la vara y el zurriagazo del pastor tiránico.

La ley me parece un exceso, hasta tengo prejuicio y lo admito, por venir de quién viene, pero si no se quiere que a uno lo legislen como a un niño, hay que comportarse como un adulto responsable e intentar que los demás también lo hagan. Cosa que esta sociedad ha demostrado innumerables veces que no es capaz de hacer.

mansan dijo...

¡Sí SEÑOR! ASÍ SE HABLA Jorge Rodriguez.

Tienes razón, mucha razón, TODOS los fumadores son unos viciosos, egoistas y maleducados.

Esas bestias pardas que se dedican a perseguir pobres embarazadas y asmáticos para echarles su nocivo humo en las narices.

¡Y cuánta Razón te asiste! con eso de "El ser humano en general es necio y egoista y el ser humano adicto puede resultar, en su adicción rampante, DESPRECIABLE"

¡Menos mal que tú SÍ eres educado y tolerante! y no vas por esos blogs de dios insultando a la gente, ni tratando de imponerles lo que tú piensas, lo que tú crees o lo que a tí te conviene ¿NO?

Debes de tener unos grandes ideales liberales y democráticos ¡Menos mal que tenemos a Papá Estado! para decirnos lo que es mejor para nosotros ¿qué importa lo que pensemos el pobre e ignorante populacho? "El Vigía de Occidente" está alerta y vela por nuestro bien ¿VERDAD?

¡VIVA la LIBERTAD y la TOLERANCIA!

Jorge Rodriguez dijo...

Soy educado y tolerante. Me encantaría que hubiese de todo para todos, implementado de una forma correcta y fumadores y no fumadores pudiesen acudir a cualquier sitio y elegir, y se respetasen las libertades de ambos colectivos.

Desde cuándo describir la realidad es insultar? Desde cuando llamar necio al imprudente, terco o falto de razón y egoísta al egoísta es insultar? Solo tienes que salir a la calle, está llena de buenas personas y muchos necios y egoístas.

Los comportamientos de muchos adictos los hacen despreciables, en diferentes medidas claro, como el que asalta y roba a una anciana o el que no respeta las mínimas normas de convivencia con su puro en la mano, lo que no quita para que en la medida de lo posible habría que ayudar y recuperar a aquellos adictos que desean librarse de su yugo.

Te garantizo que en grupos mixtos que comprenden no fumadores y fumadores en una aplastante mayoría de los casos mandan los fumadores, en cuanto al humo claro sin importar si los fumadores son mayoría, minoría o dos personas en un grupo de 15.

Te garantizo que ahora me doy una vuelta por el hospital de cruces y encuentro gente fumando, DENTRO del hospital y seguramente en el metro me encuentro con más de un impaciente que se enciende el cigarro a mitad de las escaleras mecánicas sin salir del fosterito.

Te garantizo que pese a que hay leyes que prohiben ir a más de 50 por ciudad, que dicen que hay que recoger las deposiciones de los animales y que el nivel de ruido que traspasa a la casa del vecino no ha de ser mayor de X decibelios. En Euskadi hay docenas de personas que se están saltando esas tres normativas en este mismo momento mientras lees estas palabras.

mansan dijo...

Pues verás Jorge Rodriguez, tu nuevo mensaje dista un mundo del anterior, por el tono y por el contenido. Hasta tal punto que parece que los hayan escrito personas distintas.

Si eres educado y tolerante, lo celebro y valoro mucho el esfuerzo que tuviste que hacer en el primer comentario para disimularlo.

En cuanto a lo de insultar, si tú conoces a un imbécil diagnosticado y hablas de él con ese apelativo podríamos discutir si eso es insultar o no lo es.

Pero si tú entras en un blog y lees opiniones que no te gustan y respondes con tan rotundo "Jamás había leído semejante sarta de estupideces en mi vida, aclaro que me refiero a los comentarios" no cabe discusión alguna, eso es INSULTAR ¡cómo no!

Sigo estando totalmente de acuerdo contigo en que la necedad es un deporte de masas, cuando no lo es la ignorancia. Y un gran caldo de cultivo para la demagogia y el populismo.

Por otro lado (ahora sí, con tu nuevo tono, parece que se puede dialogar) en tu primer comentario decías tajantemente "No pueden existir lugares habilitados cerrados para fumadores" y "La elección no puede dejarse en manos de los hosteleros"

1º ¿En qué quedamos?
2º ¿Cómo que no pueden existir locales donde se permita fumar, y así se advierta a la entrada, para que todo el mundo pueda ejercer su derecho de elegir, y si no quiere humo, no entrar?
3º ¿Cómo que el dueño de un negocio y local privado no puede tener el derecho a elegir si en SU local se fuma o no? El local tendrá el acceso libre (y no en todos los casos, como pasa en muchas discotecas) pero eso no lo convierte en un espacio público.
4º ¡Claro que los hosteleros miran por su negocio! no faltaba más. No van a mirar por el de enfrente o por la recaudación del Mº de Hacienda. ¿Dónde están ahora los pobres no fumadores que ya sí pueden acudir a TODOS los locales sin sufrir los humos de los demás? No parece que estén ocupando el espacio del 30, 40 o 60 % que los fumadores han dejado vacío por la nueva Ley Integrista.

¡Fíjate que tu hablabas de la DICTADURA del HUMO! cuando se podía elegir libremente (aunque no del todo si tenías local de más de 100 mts2) ¿Y esto qué es? ¿La LIBERTAD del NO HUMO por Decreto? (perdón:) ¿la DEMOCRACIA por COJ_ONES?

Vamos a ver cuántos negocios hosteleros aguantan más de tres meses con una facturación reducida en (por lo menos) el 30 %. Y vamos a ver cuántos trabajadores de hostelería se van incorporando a la empresa más grande de España. Total, entre más de 5 millones de parados tampoco se va a notar tanto ¿no?