miércoles, 28 de septiembre de 2011

Sobre las "otras víctimas".

Ayer asistí en el Koldo Mitxelena de San Sebastián a la primera charla de las charlas organizadas por Gesto por la Paz para esta semana en Donostia, Vitoria y Bilbao. Apenas una treintena de personas. Ni un solo parlamentario vasco excepto servidor (el único que votó en contra de la iniciativa que abría la posibilidad de constituir una ponencia parlamentaria para estudiar estos asuntos). El asunto, "las víctimas de actuaciones indebidas del Estado en la lucha antiterrorista", tema muy en la agenda del Gobierno Vasco. Realicé la siguiente pregunta escrita al finalizar la interesante charla, cumpliendo esa moda absurda de impedir que la gente se exprese de viva voz: "Es obvio que hubo víctimas de grupos parapoliciales o de funcionarios públicos, esto nadie lo pone en duda pero, ¿no les parece que mezclar a estas víctimas con las víctimas del terrorismo (como hace la exposición de motivos de la iniciativa que constituyó la ponencia de las "otras víctimas" en el Parlamento Vasco, como se deduce de la pretensión de incluirlas en el Día de la Memoria y como se evidencia de la idea de darles cabida en el Centro de la Memoria de las Víctimas del Terrorismo, etcétera) favorece la teoría del conflicto defendida históricamente por el nacionalismo vasco, favorece la mentira de que hubo o hay dos violencias simétricas enfrentadas por un supuesto conflicto político y favorece la pretensión de algunos de reescribir la historia?". Los dos ponentes, Galo Bilbao y Andrés, de apellido impronunciable, estuvieron espesos en la respuesta y lo hicieron además a la defensiva: "nosotros no queremos mezclar nada". Ya, lo que pasa es que yo no les he dicho que ustedes estén mezclando... sino si es buena idea mezclar... como algunos pretenden.

Total, como el debate político en abierto está en peligro de extinción y me impidieron razonar y explicar estas cosas, esperé al final del monólogo para acercarme a los ponentes y a la moderadora y abrir el debate abierto, sincero, contundente y enriquecedor. Con Galo, porque Andrés sólo nos miraba de reojo. A Galo le expliqué pormenorizadamente lo que nosotros pensamos: que hay quien pretende mezclar a unas víctimas con otras para vendernos la historia del conflicto político, de las dos violencias simétricas y de que tanto ETA como el Estado ejercieron dos violencias igualmente condenables que produjeron víctimas "en ambos bandos". Creo que me comprendió y en cierta forma me dio la razón. Hay que andar con ojo, que no nos líen más los que llevan haciéndolo muchos años, no porque sean más sino porque tienen menos miedos, menos complejos y mucho más rostro. Fue, como decía, una conversación enriquecedora. Terminé tomando un vino con los ponentes, con Maixabel Lasa y con el resto de gente de Gesto por la Paz que organizó el evento.

9 comentarios:

Anónimo dijo...

Preocupante el panorama que describes, Gorka. Mucho ha llovido desde que compartíamos espacio y pancarta con Gesto por la Paz antes de que comenzasen a distanciarnos más cuestiones formales que otra cosa. Pero si me dices que les incomodó a los ponentes una reflexión tan atinada, es que algo se nos está yendo de las manos. Aquí no se trata sólo de que ETA no mate, sino de hacer una pedagogía que ilustre sobre los errores que una sociedad no debe volver a cometer. Pensé que el tramposo discurso de "todas las violencias" y "todos los sufrimientos" no tenía copado tanto terreno... Gracias por este post: es un buen toque de atención sobre lo mucho que nos jugamos en esta historia del final del terrorismo donde quieren cambiar los hechos a golpe de discurso de laboratorio. Gracias, Gorka

Anónimo dijo...

Gorka, soy el autor del texto. Ignoraba el sistema de firmas. Si puedes, fírmalo como Javi G.
En realidad, soy @delaredulin el del twitter. Un abrazo y ¡adelante!
Y si algún día te dejas caer por Cantabria, y te sobra algo de tiempo, avisa: 656 772 364 javilaredo@gmail.com

gorka maneiro labayen dijo...

¡Gracias a tí, amigo! Y parece que fue ayer...

Jorge dijo...

Totalmente de acuerdo contigo.

He sido socio de Gesto durante mucho años y me di de baja hace poco, cuando publicaron el reciente informe sobre "las otras victimas"

Efectivamente no comparto ni de lejos esa equidistancia ni esa comparación.

Antonio Jaén dijo...

La violencia de ETA es inexcusable. Hay cientos de personas que han sido víctimas de su barbarie y esto no se puede esconder ni difuminar. Pero sí es cierto que la violencia, aunque matices, no tiene excusa y adolece del mismo mal, venga de donde venga. La pregunta a su argumento debería ser otra: ¿cuál es la diferencia de los matados por ETA y de los matados por el GAL? ¿Es un tema de buenos y malos, de quién lleva y quién no la razón para disparar a quemarropa? En este aspecto, bajo mi opinión, sí se pueden comparar ambas violencias y catalogar de irracionales.

josejazz dijo...

muy triste y muy preocupante, mucho ánimo Gorka, hace falta gente valiente que señale esa dialéctica a la que nos quieren llevar equiparando a las víctimas como si hubiese un conflicto armado entre dos ejércitos. Muy atinado tu comentario. Una pena no verte este sábado en Madrid pues estaré fuera. Un abrazo, amigo

Anónimo dijo...

El GAL no utilizaba la violencia como medio para conseguir fines políticos totalitarios. ETA sí lo hace. Esa es la diferencia.

Antonio Jaén dijo...

Supongo que es una broma eso de que el GAL no usaba la violencia para conseguir sus fines autoritarios. Porque si no lo es te recomiendo que salgas del anonimato desde el que haces el comentario y te empapes en la histora de la lucha contra el terrorismo, la legal y la ilegal.

uomo dijo...

Ayer, primero de octubre, pasé por Sodupe al mediodía. Desde el coche vi en una plaza (Herriko Plaza, encuentro en un mapa de Michelin) una pancarta con el siguiente mensaje insidioso: "Amnistia osoa orain". Pienso volver al lugar dentro de unos días. ¿Habrá intervenido antes la policía o persistirá esa prueba de la impunidad con que los matones de toda la vida han ejercido y ejercen su función?