lunes, 13 de junio de 2011

Basta con que mantengamos nuestro discurso.

Creo que ésta es la afirmación que más veces he escuchado desde el pasado día 22 de mayo: hemos vuelto a finales de los años 80, hemos retrocido 25 años. Y ésta ha sido la afirmación que he escuchado a miembros de UPyD pero también a votantes de otros partidos políticos o a apolíticos recalcitrantes. La situación en Euskadi, a día de hoy, y confirmado que tendremos un alcalde de Bildu en San Sebastián, es desoladora. Dos años después del cambio de gobierno en el País Vasco que supuestamente lograría un profundo cambio político tras treinta años de nacionalismo obligatorio... hemos vuelto a las cavernas. Es ya obvio que estos dos años han sido sobre todo una oportunidad perdida: al escaso convencimiento de los socialistas, a los miedos reverenciales que estos y los populares tienen al nacionalismo, a los complejos de quienes quieren ser admitidos en la secta y en lo políticamente correcto... se ha sumado un Zapatero obtuso, cortoplacista y nefasto, un Zapatero en estado puro, que ha tratado al PNV como si fuera Euskadi y al Lehendakari de Euskadi como si fuera... un estorbo. Desde que el Gobierno de España negocia con el PNV las transferencias pendientes del Estatuto de Gernika... este Gobierno Vasco está muerto.



Dos años después, la Izquierda Abertzale auténtica ha recuperado y ampliado el poder perdido (Aralar ha sido duramente castigada, conviene recordarlo). Tiene, obviamente, a quien agradecérselo: no sólo a los miembros del Tribunal Constitucional que decidieron que debían volver a ser legales (sin haber condenado a ETA y sin haberle exigido que desaparezca incondicionalmente y portando su proyecto político), sino también a la práctica totalidad de los partidos vascos, que exigieron por activa y por pasiva la legalización de Sortu primero y después de Bildu, nos presentaron a sus miembros como demócratas convencidos y nos dijeron que su legalización era una oportunidad extraordinaria para alcanzar la paz. Podemos recordar la campaña de Jesús Eguiguren a tal efecto, presidente de los Socialistas Vascos, o la insistencia del Lehendakari en repetir machaconamente que no era en absoluto necesario condenar la historia criminal de ETA para poder ser legales. A nosotros nos habría gustado que Bildu no hubiera sido legalizada, que, una vez legalizada, no se le hubiera hecho la campaña que se le hizo desde todos los estratos de la sociedad (ay, los medios y miedos de comunicación) y que, una vez que lograron miles de votos, los demócratas se hubieran puesto de acuerdo para evitar que gobernasen donde no tenían mayoría absoluta. Deseos incumplidos que complican el paisaje. Tanto es así y tan abducida está esta sociedad vasca... que hasta los empresarios afirman oficialmente que no les preocupa que Garitano, ex editorialista de Egin, pueda ser elegido diputado general en Gipuzkoa. Es obvio que les preocupa y mucho... pero el miedo sigue siendo libre porque ETA, además, no ha desaparecido.



El panorama es, por tanto, desolador. No sólo los resultados electorales en sí mismos. También lo son los discursos avergonzados de la mayoría de los dirigentes y también muchas de sus extrañas actitudes: lo mismo hay quien se presenta a diputado general por Vizcaya (el socialista Jose Antonio Pastor) que dimite en cuanto comprueba que ha salido derrotado y afirma que tal cosa estaba decidido desde el principio (es decir, pensaba perder); lo mismo corre la lista socialista en San Sebastián y presentan candidato a alcalde a quien ocupaba el número 10 de la lista, insultando de este modo a los ciudadanos y, sobre todo, a sus votantes. Por tanto, no sólo los discursos sino también las actitudes son ciertamente preocupantes.



Es lo que tiene: mientras el PNV ataca por tierra, mar y aire, todos los días del año, a este Gobierno avergonzado... este Gobierno avergonzado se pone a la defensiva, trata de explicarse, disimula y trata de formar parte de la secta. Y pasa lo que pasó siempre: a la hora de elegir, mejor elegir el original, sobre todo si muestra un mayor convencimiento, no tiene dudas y tiene vía directa con La Moncloa. Es lo que tiene: mientras el nacionalismo nos vende sus víctimas de violaciones de derechos humanos y otros sufrimientos injustos producidos en un contexto de violencia de motivación política (y el PSE e incluso el PP se las compran), los supuestos constitucionalistas que nos desgobiernan no saben distinguir un Día de la Memoria de las víctimas del terrorismo de un Día de la desmemoria y el disimulo. Así es como nos comen el terreno. De tanto dar pasos atrás, hemos tocado fondo. Es por esto que es más necesaria que nunca una alternativa argumentada al nacionalismo y a los miedos reverenciales de los que se supone no son nacionalistas.



Mientras tanto, quien tiene sentimientos no puede sino sentirse muy dolido: Bildu, que no ha condenado la historia criminal de ETA, que se niega a exigir a la banda que desaparezca incondicionalmente, que defiende el proyecto político de la banda, que ya ha empezado su campaña para que aceptemos que los presos etarras son presos políticos, que nos argumentan que los familiares de los presos son también víctimas de la violencia, que insultan y amenazan en los primeros plenos municipales ... se ha convertido en el segundo partido político vasco. Ha arrasado en Gipuzkoa. Va a gobernar la Diputación Foral del territorio. Y tiene ya la alcaldía de San Sebastián... con un programa político que se basa en derrocar el orden constitucional, convocar refrendos hasta para cambiar la arena de la playa y en hablar de los presos de ETA todos los días del año.



Es obvio, ante esta envenenada situación, que es el momento de hablar más claro y alto que nunca. Es cierto que el momento actual no tiene nada que ver con el que disfrutábamos no hace ni un año. Ahora están crecidos los que estaban ilegalizados y los demócratas estamos más apesadumbrados que entonces. Pero vamos a levantar la cabeza. Los que nos hemos mantenido firmes en nuestros principios y no hemos cambiado de chaqueta ni querido parecer simpáticos lo tenemos más facil que el resto. Basta con que mantengamos nuestro discurso.

10 comentarios:

Anónimo dijo...

Me parece muy bien e artículo, pero tengo una observación: Escribir Gipuzkoa en lugar de Guipuzcoa ¿no es también algo de posición acomplejada ante la marea nacionalista?

Anónimo dijo...

En Navarra, mantendremos nuestro discurso, gracias por hacerlo tu en el parlamento Vasco.
Un abrazo.
Miguel zarranz

Anónimo dijo...

De momento es anónimamente por el miedo, pero tenéis todo mi apoyo. Ánimo Gorka. Gracias de parte de este cobardica.

J. Daniel Mateo dijo...

Estimado Señor Maneiro,

Desde Cartagena reciba todo el ánimo y apoyo del mundo.

No podría estar más de acuerdo con su argumentación y análisis.

Además, me gustaría añadir a título personal, que los etarras a la cárcel, que es donde deberían estar todos.

Para mí, no son más que una manada de cobardes asesinos, con diminutos y acomplejados perfiles psicológicos, desequilibrados que enmascaran una rabia y violencia aparentemente intrínseca a su ser en una causa que se empeñan en vestir de noble, anacronismos andantes de una España donde hace ya más de 34 años que murió el General y Dictador Francisco Franco. ¡Que no son ustedes los únicos a los que ese señor cuartaba sus libertades!

Alguien debería quizá coger aquel famoso vídeo y editarlo para que dijera: "Vascos independentistas, Franco ha muerto" Porque a decir verdad, algunos parecen no haberse enterado, ya que repiten como papagayos el mismo desgastado discurso, titulado: "El Estado opresor y sus gobernantes totalirios". Ya hay que tener poca verguenza para seguir gritando frases así y que no les tiemble ni la voz.

Respecto al primer comentario de "Anónimo", sólo decir que quien acusa a Gorka de tener una "posición acomplejada" es que no tiene idea de quién es Gorka e ignora completamente por lo que este señor lucha cada día.

Santiago dijo...

Estupendo artículo, está usted defendiendo unos principios que en muchos sitios es fácil de defender y de aceptar pero que en el País Vasco son poco aceptados, porque además de lo que usted señala, parece que la gente mayoritariamente solo busca buenas noticias y que no se la moleste demasiado.
Reciba mi consideración y reconocimiento.

Jon dijo...

Amigo Gorka, eres un ejemplo para todos nosotros, eres un hombre coherente, sin complejos ni miedos, tu siempre dices lo que pensamos los hombres y mujeres de UPyD.
Deberemos estar atentos y no dejar que "los malos" vuelvan a apropiarse de la calle ya que el cálculo electoral les ha dejado ganar las instituciones.
Un abrazo

Dionisio dijo...

Suscribo lo escrito por Jon y otros antes, toda mi admiración y apoyo para Gorka Maneiro, así como mi agradecimiento por su labor que es cada vez más impagable. Es pasmoso ver cómo asistimos a acontecimientos equivalentes al nacimiento del nazismo en Alemania en los años 30 en nuestro propio país, delante de nuestras narices y en pleno siglo XXI y que nadie haga nada para evitarlo -bueno, nadie excepto honrosas excepciones, Gorka es una de ellas-. Lo que más me aterra es que esto lo promueve un partido, el P$O€, que se supone es democrático y de ámbito nacional (?).
Como dijo Albert Einstein: "El mundo no está en peligro por las malas personas sino por aquellas que permiten la maldad."
Se ha perdido una batalla pero no la guerra, y ya pasamos por momentos tan malos como este en el pasado y se superaron, por lo que se pueden volver a superar, no hay que tirar la toalla. Y sé que UPyD no lo hará.

Anónimo dijo...

¡Ánimo Gorka! Acabo de leer en la prensa tu propuesta de que intervenga el Gobierno Central ante la retirada de la bandera española en los Ayuntamientos gobernados por Bildu. Es deplorable, pero es cierto que volvemos a los peores años del matonismo batasuno. Te felicito por tu trabajo y por la valentía de llamar a las cosas por su nombre y defender la ley el Estado de Derecho, que es el que nos debe cobijar a todos. ¡Zorionak!

LOREG dijo...

Artículo 196.
En la misma sesión de constitución de la corporación se procede a la
elección de Alcalde, de acuerdo con el siguiente procedimiento:
a) Pueden ser candidatos todos los Concejales que encabecen sus
correspondientes listas.

Luego el único candidato posible del PSE era Elorza... otra vez más se pasan la ley por donde les da la gana...

gorka maneiro labayen dijo...

Muy interesante, LOREG!!